Todos los capítulos de manhuas, manhwas, mangas y etc., se están subiendo a un nuevo lector. 
Esto tardará unos días ya que son muchos capítulos, por favor esperen pacientemente. –PrinceScans

domingo, 25 de octubre de 2015

The Finite - Capítulo 10: El Patrocinador del Dragón (1)

Forma #740 de enamorar a MEG V

"The Finite – Capítulo 10"
"Traducido por: Josué para MEGV xD"


MEG V: Kyaaaaaaa tengamos hijos amor~

"......"

Y así nació La Llama que llama de la unión entre MEG V y Yoru~~~

-MEG V


« Capítulo 9                Capítulo 11 »

Novela original en coreano por: currygom (카레곰)
The Finite


Después de que Ian se fuera, Tak todavía no podía entender sus sentimientos, por lo que anduvo de un lado a otro por un tiempo. Él sólo dijo lo obvio, ¿qué problema había en eso? Sus sueños de derribar a Taksaka eran ciertamente interesantes, pero no significaban nada si no lo planeaba ni tampoco se esforzaba. Ella no lo dijo sin pensar, ¿verdad?

No importa como él pensara, no parecía ser su culpa. Aun así, al verla llorar de nuevo, se preguntó en qué estaba pensando la chica. Con eso en mente, cerró los ojos y se puso los pendientes.


Tan pronto como se puso los pendientes, recordó la historia que escuchó cuando conoció a Ian en la playa. El que se hizo pasar por ‘Taksaka’ se llevó a todos los que eran preciados para ella y, aunque los demás se burlaron de ella por eso, derrotar a Taksaka se convirtió en su única razón de vivir. Como una simple humana, sabía que era imposible derrotar a Taksaka, ni siquiera con más poder o con magia. Aun así, "con el fin de sobrevivir", ella se aferró a esta meta imposible... Lo que Tak dijo la hirió lo suficiente como para hacerla llorar. A pesar de que era obvio, él no debería haberlo dicho, a menos que quisiera que se deprimiera.

A los pocos segundos de ponerse los pendientes, Tak rápidamente se deprimió.

“Yo ni siquiera habría pensado en esto sin los pendientes...”

Al murmurar para sí mismo, jugueteó con sus oídos, sintiendo los pendientes sin quitárselos. Hasta hacía un tiempo, pensaba que los pendientes eran simplemente basura que le hacía avergonzarse de sí mismo, pero ya no. Por lo menos, después de su equivocación, necesitaría los pendientes para encontrarse con Ian de nuevo. Pero, ¿qué hacer? Si Visnu no volvía a aparecer, puede que no fuera capaz de encontrarse con Ian de nuevo como lo hizo hoy. Ojalá tuviera una manera de pasar a través de los puestos de control…

Tak se puso malhumorado mientras miraba hacia los puestos de control. No debería ser tan difícil de encontrar un patrocinador si pretendía ser un Half, pero quería evitar comer verduras tanto como fuera posible. Eran difíciles de comer, pero ¿realmente necesitaba hacerlo? ¿Esa chica significaba tanto para él? Tak se quedó allí por un tiempo, luego sacudió la cabeza y se dio la vuelta. Todavía no se había quitado los pendientes, ni la hebra de alga pegada a su cabeza, mientras desapareció tranquilamente hacia el otro lado de la playa.


 

The Finite - Capítulo 10: El Patrocinador del Dragón (1)



Distrito residencial de Mistyshore. Parecía peligroso para una chica estar caminando por los callejones oscuros sola por la noche, pero ya era tarde cuando Ian llegó a su casa.
 
¿Por qué llegas tan tarde hoy? ¿El gerente te ha hecho trabajar horas extras?

La propietaria abrió la ventana y se asomó. Ian la saludó con una sonrisa y un guiño antes de dirigirse a su habitación sin dar una respuesta.

10 monedas de oro.

El recibo que recibió en el puesto de control no podía pesarle más. Tras colocar el recibo en su escritorio y sentarse, Ian estiró y dobló su brazo izquierdo, apretó el puño, luego suspiró.
 
La magia es ciertamente fabulosa. Si pudiera hacer magia, no tendría que gastar tanto en el tratamiento mágico.
 
Cuando se dio la vuelta, su mirada cayó sobre un libro bastante nuevo en su estate titulado
‘Lógica de Tiempo’. Sin embargo, cuando vio las complicadas fórmulas inscritas en las páginas desplegadas, lo puso de nuevo en el estante sin dudarlo.

Difícil. No sólo era difícil de comprender para ella, su alta tasa de fracaso mágico seguía siendo un obstáculo... Con una sonrisa de desprecio, su mirada se dirigió a la guía de admisión de la
Academia de Artes Marciales de Mistyshore. ¿Y si se inscribía a la academia de artes marciales en lugar de a la academia de magia? Entonces, sería capaz de pasar con seguridad... Mientras reflexionaba en esto, recordó la fuerza del Half llamado Tak, y sacudió la cabeza. Él rompió su brazo por accidente sin siquiera la intención de hacerle daño, corrió junto a ella sin que ella se diera cuenta y saltó desde el fondo de la colina hasta el puesto de control... No importaba cuánto se entrenara en las artes marciales, nunca podría superar tal grado de diferencia. La magia es lo que le quedaba. ¿Qué otras alternativas tenía?

“Si estudiara realmente duro, puede que fuera capaz de ganar contra un Half como Tak...

 
Pero su objetivo no era un Half, ni siquiera cualquier Sura. Era un Nástika, El Dragón de la Destrucción Taksaka, clasificado por la
academia de magia como de alto nivel, entre los Nástikas. No importa cuántos magos se juntaran, era imposible que ellos ganasen. Esto no era ni siquiera una conjetura, esto era completamente obvio. Su aliento era tan poderoso que podía destruir una estrella. Ian ni siquiera podía imaginar lo fuerte que era. No sólo los planetas orbitando alrededor de las estrellas, sino las propias estrellas, ¿ese nivel de destrucción era posible? ¿Cuál era la posibilidad de bloquear un ataque como ese?

Por supuesto, esta no era la primera vez que pensaba en esto. A menudo lo había meditado antes, pero siempre lo había superado con una confianza infundada como ‘¡Lo voy a hacer y punto! ¡Las posibilidades de los seres humanos son infinitas! ¡Nada es imposible!’. Pero hoy era diferente. Ni siquiera había podido huir de un Half que le rompió el brazo. Eso le hizo darse cuenta de lo dolorosamente débil que era. Más importante aún, las últimas palabras del Half la apuñalaron como una daga. Normalmente, ahora estaría comenzando a estudiar con ganas, pero hoy realmente no tenía ganas. A pesar de que lo intentó, apenas podía distinguir las palabras escritas en el interior del libro. Con el tiempo se dio por vencida y se metió entre sus sábanas.

“Sé que es un objetivo poco realista pero, madre, si me rindo, ¿cuál sería mi motivo para vivir...?”

Desde más allá de las paredes, se podía escuchar la puerta de al lado abriéndose y cerrándose. Para evitar que la escucharan llorar, Ian se subió la sábana hasta la cabeza para amortiguar el ruido. Aunque ya no se escuchaba ningún quejido, ella estaba temblando ligeramente por debajo de las sábanas
.



- ♦ — ♥ — ♦ -



Fuush ~

El viento soplaba a través de un desierto interminable. Todo lo que se podía ver, además de la arena y las estrellas, era el oscuro cielo nocturno.

De repente, una luz brillante caía desde el cielo lejano. Los rayos de luz se reunieron en la forma de una enorme bestia, que se contrajo rápidamente hasta que se formó la forma de una persona. Ella parecía ser una mujer bastante alta, de la mano de un niño de aparentemente 15 años de edad.

“Estamos aquí. En el planeta Willarv.”

“Wow, ¿ya?”

El muchacho, que llevaba gafas de sol redondas, tropezó sorprendido. Como llevaba gafas de sol, no era capaz de ver nada en esa noche oscura. Aun así, el chico parecía estar escuchando el sonido del viento mientras olía el aire de la noche.

“Aterricé en el desierto para evitar ser notado por los seres humanos. Mistyshore está todavía un poco más lejos.”

“Está bien. ¿Así que nos vamos a encontrar con este ‘Tak’ del que Visnu-nim nos habló?”

“En lugar de Tak, tendrás que llamarlo Taksaka. Si lo llamas Tak frente a él, podrías desaparecer sin dejar ningún rastro.”

“¿Qué tal en un lugar como este, donde sólo hay dos de nosotros?”

“Nunca se es demasiado precavido.”

“Así que, incluso tú tienes cuidado con él... ¿Es Taksaka tan fuerte?”

“Sí.”

“¿Qué tan fuerte? ¿Hasta tal punto que tienes que tener cuidado? ¿Es la brecha entre los Nastika tan grande?”

“Aunque te lo explicara, no lo entenderías.”

Mientras hablaba, el chico parecía un poco ofendido. Tenía atado su pelo negro en la parte posterior de su cabeza, llevaba una capa de color marrón grisáceo y sostenía un bastón. Debido a la simplicidad de su ropa, no se podía saber que era un aspirante a mago.

“¿Cansado?”

“Nop.”

El muchacho se alejó de la mujer mientras respondía de manera cortante. La mujer lo miró fijamente, luego se rió. Mientras lo hacía, sus múltiples largas trenzas, se balanceaban ligeramente. Tenía la piel de color gris azulado y los ojos dorados. Pese a no ir acorde con ella, su rostro tenía un encanto salvaje. A pesar de poder ser considerada una belleza, era mejor clasificarla como esbelta o atractiva.

“Todavía me ves como un niño.”

“Síp.”

“Puede que no parezca tan viejo porque soy un Quarter, pero en este planeta ya soy considerado un adulto.”

“Claro, claro.”

“...”

No importaba lo que dijera el niño, la mujer solo sonreía y asentía con la cabeza. Una vez que el niño se quedó sin cosas que decir, la mujer hizo una pausa por un momento y respondió.

“Los dioses no son inmortales. Ellos mueren una y otra vez, pero resucitan infinitamente.”

“Sí.”

“Pero Taksaka tiene la capacidad de destruir a los dioses.”

“¿Qué?”

“Para ser precisos, simplemente es capaz de destruir el tiempo actual.”

“¿Qué quieres decir?”

“¿No deberíamos ir a la ciudad más cercana en primer lugar?”

“Todavía no has contestado.”

“Te dije que no lo entenderías.”

“...”

Sosteniendo al muchacho por el brazo, la mujer comenzó a caminar mientras tarareaba. Sabiendo que ya no iba a responder, el muchacho se ajustó las gafas de sol.

“Bueno.”

Después de una respuesta corta, la mujer comenzó a caminar a un ritmo más rápido, y pronto desapareció en el desierto.




- ♦ — ♥ — ♦ -



La playa de Mistyshore estaba bañada en luz de la mañana.

Tak estaba de pie en la playa cerca de los puestos de control, con una ligera expresión de determinación. En comparación con la noche anterior, cuando él iba vestido con pantalones cortos, hoy vestía adecuadamente de la cabeza a los pies. Por supuesto, no podía ni comprar ni robar ropa humana.

“Debería estar bien si las combino un poco, así no va parecer la ropa de otra persona.”

Parecía satisfecho con su ropa, Tak pasó su mano por el pelo. Sacó el alga que tenía pegada a su cuerno, luego se aseguró de que tuviera los pendientes.

Su ropa y accesorios se basaron en los atuendos de los combatientes y magos que lo atacaron ayer. Aunque solo tenía un vago recuerdo, por lo que no eran completamente similares, al menos no debería parecer extraño ante los humanos. La capacidad de los Nastika de conjurar la ropa libremente siempre le había parecido una capacidad bastante trivial e inútil, pero hoy pensaba que era bastante útil.
 
Tengo los pendientes, la ropa está bien, ahora sólo tengo que encontrar un mago que me patrocine para que pueda entrar en la ciudad.
 
En comparación a cuando se fue de la playa ayer, su mentalidad había cambiado por completo.

“Estoy aburrido. Hasta que Visnú aparezca, solo mataré el tiempo.”

Aunque nadie estaba escuchando, Tak se convenció a sí mismo murmurando unas cuantas veces, luego se dirigió hacia el camino hecho por los seres humanos. Con los pendientes puestos, sonrió cuando recordó el rostro de Ian.

¿Qué debería hacer una vez que la encuentre? En primer lugar, tendría que pedirle disculpas por lo que dijo ayer, entonces tal vez podrían empezar una conversación amena. Una comida estaría bien, incluso un paseo estaría bien, no, estaría bien con solo ver su rostro.

A pesar de que ni siquiera tenía aún un patrocinador para pasar el puesto de control, su mente ya estaba llena de escenarios del encuentro con Ian. En ningún momento consideró la posibilidad de que no sería capaz de encontrarse con ella en absoluto.

Continuará...


Traducido al inglés por: Mizura
Traducido al español por: Josué 'para MEG V'

Revisado por: Xeniaxen y MEG V

« Capítulo 9                Capítulo 11 »

1 comentario:

  1. Claro que no consideró la posibilidad de no encontrarse con Ian, sino no sería amor.

    Gracias por el capítulo!

    ResponderEliminar